Resultados de pruebas

Varios organismos, clientes y laboratorios, efectuaron pruebas en el sistema de nebulización ARECO con el fin de validar el objetivo y validar el interés y la eficacia del sistema.

He aquí extractos de resultados tras estas pruebas:

No dude en contactarnos para saber más sobre estos resultados de pruebas o para recibir los estudios realizados por estos establecimientos sobre nuestros sistemas de nebulización.

Enfoque sobre…

Cemagref, Control de la calidad y de la seguridad de los alimentos frescos refrigerados expuestos a la venta gracias a la brumización, 2008

« A finales de 2003, los primeros trabajos experimentales concernientes al efecto de la nebulización durante la conservación de productos que evaporan agua naturalmente o embalados con película, pusieron de manifiesto que la nebulización es técnicamente realizable en un mueble de venta y que responde bien a los objetivos contemplados a saber:

  • Evitar la pérdida de agua de los productos conservados sin protección que se resecan
  • Reducir la temperatura de los productos embalados a un nivel aceptable

A finales de 2004, la nebulización no permite reducir la temperatura en la superficie de los productos que sólo evaporan agua libremente alrededor de +7°C en las posiciones menos refrigeradas. Tras nuevos ajustes, se observó una clara mejora de los rendimientos frigoríficos de la cortina de aire. Puesto que en efecto la temperatura del producto más caliente se llevó de +8°C a +6°C.

A lo largo de marzo de 2005, primera etapa de la validación microbiológica. Objetivo: verificar si con un descenso de la temperatura de superficie de los productos de al menos 2°C, permite mejorar la conservación limitando la proliferación bacteriana.

Tras realizarse pruebas sobre muestras de carne picada, se constata que al reducir la temperatura de los productos más calientes a alrededor de +5°C, la nebulización permite colocar el mueble en clase « M1 » con una temperatura de aire frío con soplado de -3°C. »

La figura 8 presenta las temperaturas de superficie obtenidas con y sin nebulización. La comparación entre las dos curvas pone de manifiesto que la nebulización permite bajar 2,5 ºC la temperatura del punto más caliente. También se observa que la eficacia de la nebulización es tanto más elevada cuanto que las temperaturas son elevadas.